HOMBRO CONGELADO

Es una lesión conocida también como hombro bloqueado, capsulitis retráctil o periartritis anquilosante. Consta de limitación de movilidad tanto activa como pasiva de hombro, y es una forma de algoneurodistrofia, localizada en la articulación gleno-humeral. La limitación se debe a rigidez de la articulación por espesamiento de la cápsula articular, y las causas pueden ser traumáticas, vasculares, quirúrgicas, distonías neurovegetativas, etc.

Consta, dependiendo del estado en el que lo encontremos, de tres fases:

1. Primera fase o período de instalación, en el que predomina sobretodo el dolor, y además una progresiva limitación de movilidad activa y pasiva, elevación hacia adelante, rotación externa, abducción, y rotación interna por último.

2. Segunda fase o período de rigidez, en el que el dolor disminuye o desaparece, y queda como protagonista la limitación mecánica de la articulación, además de comenzar a aparecer signos típicos de algoneurodistrofia. como amiotrofia o trastornos vasomotores.

3. Tercera fase o período de recuperación, en la que de forma natural (sin tratamiento), ese recupera la movilidad del hombro, prolongándose el proceso de 6 a 18 meses. Obviamente con ayuda de tratamiento, el proceso se acelera sustancialmente.

Dependiendo de en qué fase se encuentre el paciente, podemos tratar la lesión de las siguientes maneras:

1. La primera fase se puede hacer frente movilizando pasivamente toda la articulación de hombro, escápula, región cervical y caja torácica del hemitrórax homolateral. La intensidad y ritmo deben respetar el dolor del paciente.

Continuaremos con masoterapia de todas las partes blandas periarticulares del hombro, liberando tensión de la máxima musculatura posible, e incrementando la vascularización en la zona. Nos podemos ayudar con crioterapia para paliar al máximo el dolor provocado.

Enseñaremos ejercicios activos pendulares para evitar perder más movilidad, a la vez que recuperamos el movimiento perdido.

2. Si nos encontramos en la segunda fase, podemos incidir con más intensidad a la hora de ganar movilidad. Aplicaremos primeramente movilización pasiva con movimientos menores (tracción, traslación y rotaciones), y posteriormente con movimientos mayores, teniendo especial cuidado con la rotación externa. Realizaremos movilización pasiva también de articulación escapulo-torácica. Nos ayudaremos con masoterapia también de la musculatura periarticular, cervical, pectoral, y de región paravertebral, para contribuir a la liberación. Tras haber ganado una amplitud considerable de todos los movimientos de forma pasiva, realizaremos más ganancia de arco articular con ejercicios de movilidad activa, y potenciada con movilidad pasiva forzada con control. Realizaremos ejercicios pendulares en este caso también, y cuando se hayan controlado, realizaremos los ejercicios con peso.

3. Si el caso del paciente es del grupo de la tercera fase, realizaremos el mismo tratamiento de la segunda fase, pero además fortaleceremos la musculatura que realice el movimiento que en cada sesión queramos ganar. Por ejemplo, si hemos planeado ganar abducción, realizaremos ejercicios isométricos de deltoides (controlando que no aparezca excesivo dolor).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close