SÍNDROME PIRAMIDAL Y CIÁTICA. DIFERENCIAS

Estas dos patologías son muy frecuentes y similares, lo cual ocasiona frecuentemente un mal diagnóstico, y posterior erróneo tratamiento, o incompleto. De igual manera que puede darse una dolencia u otra, puede darse el caso de que coexistan las dos a la vez.

 Sólo de forma breve, situar el origen de ambas dolencias:

  •  Una ciática se produce por el atrapamiento del nervio ciático a nivel lumbar, tanto si es L4-L5, L5-S1, o ambos, ya sea por culpa de protusión, hernia, estenosis del canal medular, etc.
  • El síndrome piramidal, es un atrapamiento del nervio ciático producido por la contracción mantenida o espasmódica del músculo piramidal. Se le conoce también como falsa ciática o pseudociática, pese a ser una verdadera ciatalgia, ya que la estrangulación de nervio es real.

A nivel de síntomas referidos por el paciente, son muy parecidas ambas patologías, ya que las dos cursan con dolor irradiado por zona glútea, parte posterior de muslo y pierna, alcanzando altura de tobillo, de forma bilateral, e incluso si el atrapamiento es importante, provocar falta de capacidad motriz. Puede o no existir lumbalgia, pero el síntoma más clásico es la irradiación hacia extremidad inferior. En los dos casos el atrapamiento es del mismo nervio, solamente que a niveles distintos, así que la sintomatología que desencadena es idéntica.

 En cualquiera de los dos casos la prueba de caminar sobre los talones, flexión anterior de tronco y las pruebas de Lassegue y de Bragard son positivas, así que para diferenciarlas recurriremos a otras pruebas realizadas por el terapeuta:

 Se puede optar por realizar una extensión lumbar solicitada por el terapeuta, y realizada activamente por el paciente. En el caso de la ciática, es muy posible que aumente el dolor, ya que aumentamos la presión vertebral a nivel lumbar, es decir, el origen de la lesión. En el caso del síndrome piramidal, no hay diferencia.

 También es muy importante la palpación directa tanto a nivel de espinosas de los niveles lumbares bajos, como en zona de músculo piramidal. Aparecerá dolor en las zonas lesionadas.

 Otra prueba que nos puede orientar es a la hora de realizar la sedestación del paciente. En esta posición, aumenta dolor en caso del síndrome piramidal, y no hay variación en caso de ciática.

 Solamente en el caso de que exista lumbo-ciática, con lo que existe también dolor lumbar, podemos descartar síndrome piramidal, ya que en éste último no afecta la zona lumbar.

 Aclaramos una vez más que pueden darse a la vez tanto síndrome piramidal como ciática. En este caso, todas las pruebas que nos ayudarían a diferenciar una u otra, serán todas positivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close