TODO ES UN ESTADO DE CONSCIENCIA

En este apartado quisiera enfocar la atención a un concepto importantísimo. Diría que es uno de los más importantes, de igual manera que la Felicidad, y también el hecho de conocer ese poder interior que hace realidad nuestras metas. De hecho, ninguno de esos aspectos tiene razón de ser ni fuerza si no conocemos la importancia de algo que quiero explicar: nada tiene sentido si no somos conscientes.

Ser conscientes de todo es la clave para que la energía fluya y se exprese como es debido. Es tan sencillo pero tan potente que cuesta creerlo hasta que no se sienten los resultados. Propongo algunos ejemplos para ayudarme a explicar. Para conseguir ser felices, convertir nuestros sueños en realidad, alcanzar la paz interior, vivir en abundancia y plenitud, etc., solamente debemos ser totalmente conscientes de ello. Con ser conscientes me refiero a sentir con total claridad y de forma presente ese estado en el que nos queremos encontrar. Así, si queremos cambiar nuestro estado de ánimo, borrar de nuestra mente pensamientos que no deseamos, o liberarnos de prejuicios que solamente obstaculizan, debemos realizar el ejercicio mental y emocional de ser y sentir aquello que deseamos de forma totalmente conscientes. Recordamos y relacionamos esta afirmación con los tres requisitos de las visualizaciones y la palabra, que debían ser en primera persona, en positivo y en presente. Si lo analizamos, con estas tres claves, convertimos cualquier cosa en algo de lo que podemos ser conscientes. Si además lo sentimos como si estuviéramos viviéndolo, entonces se cumple todo lo que esperamos. El hecho de que operemos siempre desde una sensación de presente es porque ser conscientes del “aquí” y el “ahora”, nos libera de las sensaciones del pasado (melancolía, rencor, …), y de las sensaciones del futuro (miedo, inseguridad, …).

Para seguir enlazando conceptos, solamente podemos ser conscientes desde el Ser, o dicho de otra manera desde el Subconsciente, desde nuestro más profundo interior, para cambiar las cosas, pero solamente podemos entrar desde el Consciente. Aviso que Consciente (parte de nuestra mente) y consciente (actitud de consciencia presente) pueden confundirse. El Ser es nuestra esencia más pura, y por lo tanto desde donde se emiten las vibraciones que hace que todo suceda, además, desde el Ser es la única manera de ver las cosas tal y como son, como los problemas, que una vez que somos conscientes de su alcance y sus dimensiones, nos damos cuenta que muchos de ellos no son tan importantes. Quien exagera y engrandece los osbtáculos que nos encontramos, y haciendo aumentar nuestra angustia, no es nadie más que el Ego. Por eso debemos tenerlo lo más controlado posible y evitar ser impulsivos e irracionales. El hecho de ser conscientes de estas situaciones, nos ayudará a afrontar con más eficacia las situaciones difíciles. Recordamos el poder de expresarnos con palabras positivas en vez de con palabras negativas, con las que calificamos situaciones y acontecimientos de forma equivocada y muchas veces injusta. Con el ejercicio de controlar cómo nos expresamos, con el tiempo nos damos cuenta (somos conscientes) de cuánto nos equivocamos a la hora de adjetivar incluso a personas.

El ser conscientes de nosotros mismos, y de nuestra relación tanto con nuestro entorno, como con nuestro interior, nos ayuda a vencer pensamientos y emociones dañinas con más eficacia, que si solamente nos dejamos llevar por las mareas de la vida como si fueramos un barco sin timón. Debemos saber que no somos nuestros pensamientos, aunque muchas veces aparezcan en nuestra mente sin ser invitados, y si son negativos y persistentes, pueden incluso angustiarnos de una forma torturante. Siendo conscientes de ellos y observándolos tal y como son, sin exageración ni disfraz, podemos tener control sobre ellos, ya que aunque forman parte de nosotros, como decía, no SON nosotros. Las personas somos mucho más que nuestros pensamientos, y podemos modificarlos, o incluso arrinconarlos para que no nos molesten.

Lo mismo ocurre con las emociones que nos perjudican. Son también una parte de nosotros, y no deben dominar el conjunto de nuestra esencia. El problema no son las emociones en sí mismas, o los estados de ánimo bajo, sino la reacción de ellos, es decir, la decisión que tomemos sobre cómo nos influyen. Si dejamos que una sensación negativa nos esclavice, estamos perdidos, pero se puede combatir. El primer paso es ser conscientes de qué está pasando, y de que esa sensación o sensaciones tienen un poder limitado contra nosotros, pero somos más fuertes, porque poseemos la Felicidad, que es el impulso más poderoso que existe. Por eso es tan importante cultivarla constantemente, para hacer frente a cualquier situación que nos quiera herir, además de los propios beneficios que aporta ser feliz, como estar contento, creativo, positivo, agradecido, etc.

Ante situaciones de dificultad, las personas solemos tener diferentes maneras de actuar. Dos de ellas son esquivando el problema, o colisionando de frente contra él, con el fin de que se rompa en mil pedazos. Propongo una manera alternativa que consiste en aceptarlo de entrada. No debemos confundir con resignarnos. Aceptar no es dejar que nos venza, sino comprender el problema, y valorarlo tal y como es, para poder atacarle conociendo al enemigo. No se trata de apartarlo ni de caer de rodillas rendidos. Es aceptar que existe y ser conscientes del enfrentamiento que estamos teniendo para así escoger la mejor de las opciones y solucionarlo.

Una de las grandes dificultades que nos solemos encontrar las personas es con nosotros mismos. Solemos ser muy autocríticos a veces, y nos cuesta quitarnos el peso de la culpa, si hemos hecho algo de lo que no estamos orgullosos. Una manera de resolver el problema es ser compasivos con nosotros mismos. Una vez más debo matizar para que no se confunda con otro concepto, del que tenemos que permanecer lo más lejos posible: el victimismo. No es lo mismo ser compasivos, que sentir pena por uno mismo. Ser compasivo es no culparnos más allá de lo que debe ser justo y además sentir amor. Quizá se entiende mejor aplicado a otras personas. Sentir pena o lástima por una persona es un sentimiento detestable, pero sentir compasión, es un acto que comporta bondad y ánimo de ayudar. Ese sentimiento es el que nos alienta a luchar contra la culpa y la crítica negativa contra nosotros mismos, si nos aplicamos autocompasión. Si no hay paz dentro de nosotros, no podemos cambiar el exterior con facilidad.

Otro concepto a tener en cuenta para cambiar la forma de ver la vida, y hacerlo desde la perspectiva que propongo, es el hecho de “ser”, y no de “hacer”. Estamos empeñados en que para cambiar de estilo de vida, y mejorar, o sencillamente cambiar el rumbo de las cosas, debemos hacer esto o lo otro. La esencia no es hacer cosas, o seguir ciertos pasos de una forma pragmática, sino ser aquello que deseamos. Recordamos por explicaciones anteriores, que para hablar con el Subconsciente, debíamos traducir aquello que “queremos” en “Yo soy”, y es vital comunicarnos con el Subconsciente, ya que en él y desde él es donde se crea. La idea es convertirnos en conscientes de nuestro deseo, y no hay más consciencia de una cosa que cuando es presente, en primera persona, y en positivo. Dicho de otra manera: cuando lo vivimos

En definitiva ser conscientes, o vivir a través de nuestro Ser, nos sirve tanto para cambiar todo aquello que queremos modificar, como para disfrutar de nuestras vidas con más intensidad y matices. Debemos vivir cada día siendo lo más conscientes posible de todo, y así darnos cuenta de aquellas cosas que nos estamos perdiendo por permanecer a cada momento como si estuviéramos en piloto automático, yendo de un lado a otro con prisas, y cegados por objetivos, que a veces no tienen tanta importancia como pensamos. Recapacitemos entonces en esas cosas que pasan a nuestro lado cada uno de nuestros días, y no prestamos atención, perdiéndonos así, esos pequeños regalos de la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close